miércoles, 15 de marzo de 2017

Armonía en Peñas de Aia

Harmonia Aiako Harrian

Igandean, goizean goizetik gure lagun genituen ilusioa eta motibazioa. Nagusien taldekook 8:00etan elkartu ginen Gipuzkoa plazan, abenturari ekiteko prest.

Oiartzunerantz jo genuen, gure erronkara gerturatzeko hain zuzen: Aiako Harria. Nahiz eta Aiako Harriaren Parke Naturalean hainbat aldiz egon, oraingoan, ibilbide desberdin eta erakargarria genuen aurretik.

Arditurriko mehatzetaraino joan ginen oinez. Hantxe abiatzen zen tontorrerako bidexka. Aldapa gogor askoak eta baso sakonak gorantz eta gorantz eraman gintuzten. Leku baketsuak igaro genituen, ametsetako paisaiak, bete-beteko natura. Txantxak egin genituen leku horietako harmoniari buruz.

Hamaiketakoaren unea gerturatzen zen neurrian, zerua estali eta behe-lainoa heldu zen guregana. Eta eguraldiaren iragarpena berretsiz, hamaiketakoarekin batera iritsi zen euria. Berehala, euriagandik babesteko, zirak, kapak eta uretako galtzak atera genituen. Hamaiketakoaren ostean, energiaz beterik, bideari ekin genion basoan eta haitzetan barrena.

Ausartak garenez oso, euria eta behe-lainoa gainditu eta Rekarte Harriaren gailurra lortu genuen. Baina, euriarekin batera haize bortitza ari zuenez, ezin izan genuen Aiako Harriaren tontorra zapaldu. Ahal moduan sartu ginen haitzulo batean, eta han atseden hartu eta gero segi genuen berriz beherako bidea.

Plan aldaketa egin beharrean aurkitu ginen. Ibilbide zirkularra egin, eta igoerako bidera heldu ginen berriz ere. Modu horretan, gosearen eraginez, Oiartzunera jaitsi ginen.


Heldu zen atsedenerako, gozamenerako, jateko eta elkarri zorionak emateko unea. Talde bikaina benetan, txango osoari kexurik gabe eutsi ziona, elkarri motibazioa eta laguntza eskainiz gainera.


Armonía en Peñas de Aia

Ilusión y motivación nos acompañaban desde bien pronto el domingo. El grupo de mayores nos reunimos a las 8h en la Plaza Gipuzkoa para iniciar nuestra aventura. 

Nos dirigimos a Oiartzun para aproximarnos a nuestro reto: Peñas de Aia. Aunque no era la primera vez en la que nos acercábamos al Parque Natural de Peñas de Aia, en esta ocasión, nos esperaba una ruta diferente y prometedora.

Caminamos hasta llegar a las minas de Arditurri, donde comenzaba nuestro sendero hacía la cima, una cuesta empinada y un bosque frondoso nos llevaban hacia lo más alto. Pasamos por lugares apacibles, paisajes de ensueño,  naturaleza en estado puro, se bromeaba sobre la armonía que esos lugares inspiraban.  

A medida que llegaba la hora del almuerzo, el cielo empezaba a cerrarse y nos empezó a acompañar la niebla. Y como ya anunciaba la previsión del tiempo, con el almuerzo llegó la lluvia.  Rápidamente todos nos decidimos a sacar chubasqueros, capas y pantalones de agua para protegernos bajo la lluvia. Después del almuerzo, llenos energía, retomamos el camino entre el bosque y las rocas.

Como grandes valientes, superamos la lluvia y la niebla hasta hacer cima en Peña Rekarte, pero debido a que nos encontramos con un fuerte viento y la lluvia no cesaba, no pudimos hacer cima en Peñas de Aia. Nos refugiamos como pudimos bajo una de las cuevas en las que pudimos tomar un respiro para volver a iniciar el camino de bajada.

Tuvimos que realizar un cambio de planes y realizando una ruta circular, volvimos a encontrarnos con el camino de subida. Así, motivados por el hambre bajamos hasta llegar a Oiartzun.

Llegó el momento de descansar, disfrutar, comer, y darnos la enhorabuena, un gran equipo que aguantó toda la excursión sin ninguna queja, motivándose y ayudándose entre ellos.







martes, 14 de marzo de 2017

DOMINGO DE LLUVIA, DOMINGO DE DERBI

EURIAREN IGANDEA, DERBIAREN IGANDEA

Euriaren igandea, derbiaren igandea. Horrela deskriba liteke Urduñako astebukaera bikainaren aurretik egin dugun azken irteera. Igande euritsuari derbi eguna dela gehitzen bazaio, ez dago goizeko paseotxoa eta elkarrekin eginiko barbakoa baino aukera hoberik. Beraz, ertainek, eguraldi txarrari aurpegi ona jarri zioten beste behin, azken txangoetan gure leloa bihurtzen ari dena berretsiz.

Goizeko bederatzietan, euriak atseden hartu eta Urgull mendirantz jo genuen denok. Inork ez zuen espero igotzean hiru taldetan banatu eta, erronkak gaindituz, ibilbide desberdinetatik helduko ginenik Bihotz Sakratura. Hamaikak arte ez ginen eskolara igo, Errealaren aldeko kantak abestuz. Euria hasi zuen berriz. Abisu bat zen guretzat, Errela galtzeko zorian baitzen Anoetan.

Dena martxan: derbia pantaila handian, giro ederra balioanitzen gelan, txorizo egosiaren usaina… badakigu, ordea, nola amaitu zen, ez dago zertan gogoratu. Baina, ertainek berriz gainditu zituzten trabak, eta nola gainditu ere!!! Etxean egindako hanburgesak penak sendatzeko, nahi adina jan genituen bata bestearen atzetik.

Eta egunari errematea emateko, futbola eta saskibaloia kiroldegian. Horrela egin genuen barbakoaren eta Errealaren porrotaren digestioa.


Urduñan elkar ikusi arte!






DOMINGO DE LLUVIA, DOMINGO DE DERBI

Domingo de lluvia, domingo de derbi. Así podría describirse la última excursión previa al esperado y tan ansiado fin de semana de Orduña. Si a un domingo lluvioso cualquiera se le junta que es día de derbi, qué mejor alternativa que un paseo matutino y una barbacoa en buena compañía. Así pues, los medianos, una vez más pusieron al mal tiempo buena cara, una frase que se está convirtiendo en nuestro lema en las últimas excursiones.

Nueve de la mañana, la lluvia da un respiro y partimos todos juntos hacia Urgull. Lo que nadie espera es  que nos vamos a dividir en tres grupos, y que superando diferentes retos tendremos que subir hasta el Sagrado Corazón por rutas diferentes. No es hasta las once de la mañana cuando nos disponemos a subir al colegio, con cánticos de apoyo a la Real, cuando la lluvia acaba con su tregua y decide darnos un aviso a los realistas de la que nos está a punto de caer en Anoeta.

Todo va sobre ruedas: el derbi en pantalla gigante, gran ambiente en la polivalente, el olor a chorizo cocido… todos conocemos el final, no es necesario volver a recordarlo. Pero una vez más los medianos conseguimos hacer frente a las adversidades, ¡y vaya si lo conseguimos! Barra libre de hamburguesas caseras cura cualquier cosa, y es por ello que no quisimos quedarnos cortos en cantidad.

Y para terminar el día, fútbol y baloncesto en el poli para hacer bien la digestión de la barbacoa y la dolorosa derrota de la Real.


¡Nos vemos en Orduña!














martes, 7 de marzo de 2017

Pequeña gran preciosidad

Edertasun txiki bezain handia

Iragtzargailuak jo du… Utikan egunero ikastetxera joateko esnatzen nauen zarata… Egon pixkatean, igandea da gaur. Txangoa! Ohetik salto egin dut, irribarrea ahoan. Zerbait badu Mendi Elkarteak, nola goza liteke hainbeste gauzarik arruntenak egiten? Jakiteko gogoz, Easo plazara joan nintzen, non eta apurka-apurka heldu baitziren lagun guztiak.

Amaratik Errenteriara egin genuen, eta, behin Beraun auzoa igarota, gure helburua azaldu zen parez pare: San Markos gotorlekua. Ohiko luzamenduak egin, botak estutu eta han abiatu ginen bidean gora. Hizketan, barreka, kantatzen gindoazen… eta konturatzerako tontorrean ginen denok. Betiko argazkia egin eta gero, gotorlekuaren gainean hartu genuen hamaiketakoa.

Indarrak berreskuratuta, Oarsoaldea bailarari erreparatu genion, izan ere, Gipuzkoako kostako talaia paregabea baita San Markos gotorlekua. Igeldo, Kontxa, Urgul, Ulia, Jaizkibel, Hondarribia, Aiako harria… baita Uzturre (730 m) ere, irailean Tolosatik igota lortu genuen lehen gailurra.

Gotorlekuko parkean aritu ginen jolasten. Ondoren, Ametzagainara jaitsiera, Loiola, Intxaurrondo eta Martutene artean dagoen gune berdera hain zuzen. Heldu ginenerako, tripazorriak dantzan genituen. Beraz, gurasoek egindako ogitarteko goxoaren txanda. Eta saltoka, korrika, oihuka parkeko txirristan gora… Ateri zegoela probestu behar!

Egun bikainari errematea emateko, hirugarren eta azken parkera jaitsi ginen, Intxaurrondoko topoaren albora. Trena heldu artean, tirolina, txirrista eta beste hainbat joku izan genituen aukeran. Eta, gogoz kontra, topoa hartu eta Easora buelta.

Itzuleran, Loiolako geltoki berritik igaro zen trena, goiz hartan bertan irekitakoa. Minutu batzuren buruan, Amaran ginen berriz. Eguna amaitzeko pena bagenuen ere, nekeak etxerantz eragiten zigun, atseden hartzera alegia. Ondorioz, lagun eta bergiraleak agurtu eta etxera heldu nintzen, egun osoan desagertu ez zen irribarrea soinean nuela. Mila esker txiki guztioi, beste behin ere, halako egun bat posible egiteagatik.


ORDUÑAN IKUSIKO DUGU ELKAR!!!



Pequeña gran preciosidad

Suena el despertador… Desconecto ese infernal sonido que cada día me despierta para ir al cole… Espera, hoy es domingo. ¡Domingo de excursión! Salto de la cama, con una sonrisa en la boca. ¿Qué tendrá el Club de Montaña, que con las cosas más simples hace que disfrutemos tanto? Dispuesto a averiguarlo me planté en la plaza Easo, donde poco a poco fueron llegando todos los compañeros.
De Amara nos trasladamos a Rentería, y una vez cruzamos el barrio de Beraun, conseguimos divisar nuestro objetivo: el fuerte de San Marcos. Tras estirar como es debido, nos atamos bien las botas y comenzamos la ascensión por el camino. Subimos charlando, riendo, cantando… y para cuando nos dimos cuenta ya estábamos en la cima. Nos dispusimos a almorzar en la parte superior del fuerte, no sin antes sacarnos la foto de rigor.

Tras reponer fuerzas, ojeamos la comarca de Oarsoaldea, ya que el fuerte de San Marcos es un importante y privilegiado mirador de la costa Guipuzcoana. Igeldo, La Concha, Urgul, Ulia, Jaizkibel, Fuenterrabia, Peñas de Aia… incluso se llegaba a divisar el Uzturre (730 m), primer monte que coronamos los pequeños en Septiembre ascendiendo desde Tolosa.

Después de jugar en el parque del fuerte, nos dispusimos a bajar hacia Ametzagaina, zona verde situada entre Loiola, Intxaurrondo y Martutene. Para cuando llegamos, nuestras tripas crujían de nuevo, asique paramos a comer el bocata tan rico que nuestras amatxos y aitatxos nos habían preparado con tanto cariño. Y corrimos, saltamos, gritamos, escalamos por la txirristra del parque… Había que aprovechar que la lluvia nos estaba dando una tregua.

Para terminar el magnífico día, bajamos al tercer y último parque, cercano al topo de Intxaurrondo. Allí hicimos tiempo, jugando con la tirolina, toboganes y los demás juegos que hay. Y sin ganas de irnos de allí, tuvimos que cogernos el topo de vuelta a Easo.

De vuelta, el tren pasó por la nueva estación de Loiola, inaugurada esa misma mañana, y unos minutos más tarde ya estábamos en Amara. Aunque con pena porque se acabará el día, el cansancio nos empujaba a llegar a casa y descansar. Asique despedí a todos mis compañeros y monitores y volví a casa, con esa sonrisa en la boca, que no desapareció en todo el día. Gracias a todos los pequeños por hacer posible esto una vez más.

¡¡¡NOS VEMOS EN ORDUÑA!!!